Es de cinéfilos ¿Cómo identificar a uno?

Un cinéfilo es una persona con gran afición y amor al séptimo arte, puede ser por pasatiempo, pero también puede llegar a convertirse en un experto analizador y crítico de filmes. Hay que tener presente que la mayoría de cinéfilos, al seleccionar una película, comienza a tomar en cuenta aspectos como: El guion, actores, escenografía, y demás elementos técnicos y conceptuales que componen la trama.Ya que el cine es un arte, la crítica y los comentarios por parte de un cinéfilo son más una apreciación personal, adquirida en la experiencia e información durante la proyección.

 

Me he dedicado en este escrito a que usted distinga a un cinéfilo, con el mero pretexto de divertirlo un momento: (Lo que está apunto de leer son experiencias personales, cualquier parecido con su realidad es mera coincidencia)

1-Principalmente los cinéfilos hacemos énfasis en todos los aspectos ambientales que componen una buena proyección, uno no puede simplemente ver una película, tiene que vivir la experiencia del cine. Normalmente tendemos a ver las películas en pantallas grandes, con un ‘home theater’ en completa oscuridad o improvisar con bocinas potentes y un proyector nuestras propias funciones. Incluso he llegado a crear una casa de sabanas alrededor de la pantalla para que nada me distraiga, pero eso es más intenso. Esto es porque para nosotros no solamente es “ver una película”, es vivirla.

2-Normalmente los cinéfilos buscamos ‘cine clubes’, lugares en los que se hacen funciones de películas con baja distribución en salas de cine comerciales, por lo que, o creamos o visitamos regularmente estos espacios.

3-Juzgan nuestros gustos, eso nos pasa muy seguido. Esto es común en la vida de un cinéfilo, cuando algún familiar, amigo o pareja nos pide una recomendación y cometemos el error de decirle las películas que nos gustan, hemos cometido el error más grande del mundo, pues sólo se gana que nos digan una famosa frase que todo cinéfilo ha experimentado alguna vez: “Es que a ti te gustan películas bien locas”.

4-Los cinéfilos nos emocionamos cuando conocemos a alguien que tiene nuestros mismos gustos y placeres cinematográficos, pues es como si hubiéramos encontrado a nuestra alma gemela con la que podremos desprender toda una conversación adorando a realizadores, filmografías, aspectos técnicos, posturas políticas, religiosas, filosóficas, etc. Esto es toda una tortura si no gustas del mundo de la cinematografía y eres pareja de un o una cinéfila, pues la plática puede extenderse toda la noche.

5-Los cinéfilos nos sentimos orgullosos de tener toda una base de datos en nuestra memoria, conocer desde el nombre de los actores, realizadores, productoras, distribuidoras hasta del electricista de tal o cual película, entre más grande sea esa base de datos, más orgulloso se siente uno, incluso nos apena decir en algunas ocasiones que no hemos visto cierta película.

6-Vivimos una batalla con otros cinéfilos porque como si se tratara de un duelo de cartas ‘Magic’ vamos sacando a directores, actores, fotógrafos, investigadores, teóricos de cine, para tumbar los argumentos de los otros cinéfilos, es cuando descubres que el cine para algunos es un tema serio.

7-Los cinéfilos hidrocálidos sufren por las películas que quieren ver en pantalla grande y nunca llegan, o cuando llegan es en una sola sala de exhibición y en un solo horario, comúnmente nocturno.

8-Finalmente se dedican cual ‘hackers’ a buscar sin control las películas en su calidad más óptima, con mejor definición en audio y video, la versión del corte del director, sin censura y a veces, la compramos en Blue-Ray para la colección personal que nunca vemos porque tenemos la versión digital.

 

adds xpresion