Antonieta Rivas: La mexicana que se suicidó en Notre Dame

Antonieta Rivas Mercado fue una actriz, mecenas, escritora, promotora cultural y defensora de los derechos de la mujer en los años 20´s. El legado que dejó en su corta vida es muy amplio, aunque normalmente es recordaba como la mexicana que se suicidó en Notre Dame.

Hija del arquitecto favorito del dictador Porfirio Díaz : Antonio Rivas Mercado, creció en la opulencia, rodeada de oportunidades y cultura.  Antonieta utilizó su dinero, conexiones y tiempo para promover y mantener varios proyectos artísticos, su influencia es clave en el arte y la cultura del México post-revolucionario. De hecho se dice que muchos de los movimientos artísticos hoy considerados centrales en los gobiernos de Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, apoyados por José Vasconcelos nunca hubieran existido sin ella.

 Resultado de imagen para antonieta rivas mercado

Lo que si se sabes es que fue mecenas de artistas como Andrés Henestrosa, Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, Gilberto Owen y Roberto Montenegro. Además de ser la fundadora del Teatro Ulises y haber formado el patronato para la Orquesta Sinfónica de México, sin contar las múltiples revistas, editoriales y galerías a las que apoyo.

Resultado de imagen para antonieta rivas mercado

(Vasconcelos y Rivas Mercado) 

Su vida dió un giro repentino cuando en 1928, conoció y se enamoró de el candidato a la presidencia en ese entonces, José Vasconcelos, aunque ella venía de un matrimonio fallido en el que tuvo un hijo y a él lo aguardaba su esposa en Estados Unidos, eso no los detuvo para comenzar un romance, siempre bajo la indiscutible discreción de Vasconcelos. Antonieta le dio su amor, talento, apoyo y dinero bajo la esperanza de un verdadero cambio político y un amor correspondido, Vasconcelos le había prometido concederle el voto a la mujer. La meta de Antonieta era despertar el deseo de votar en la mujer, que sintieran que era un derecho y algo que tambien les incumbia. En “La mujer mexicana” escribe: “Es preciso, sobre todo para las mujeres mexicanas, ampliar su horizonte, que se la eduque e instruya, que cultive su mente y aprenda a pensar”. Ella también admiraba a Vasconcelos, compartía su sueño de un México educado desde abajo.

Imagen relacionada

En esa contienda presidencial, Vasconcelos casi gana la presidencia, pero un fraude electoral orquestado por Plutarco Elías Calles, se la arrebató. Derrotados y perseguidos, José huyó a Latinoamérica y Antonieta viajó a Nueva York y por último a París, donde se dice que se vio con Vasconcelos antes de su muerte.

El 11 de febrero de 1931, Antonieta entró a Notre Dame con una pistola que le había tomado a José sin su consentimiento, se sentó en una banca de la nave central de la capilla y se disparó al corazón. Existen varias versiones de su muerte que se explican con una carta en la Vasconcelos la abandonaba, pero ella no dejó ningún testimonio ni explicación.

 

-Fotografía de portada original de Tina Modotti- 

adds xpresion