Como la serie Dinosaurios predijo nuestro final

Seguramente recuerdas esta serie de esas mañanas lentas y tranquilas de tu infancia, envuelto en tu cobijita, y aunque en una simple lectura esta podría parecer una inofensiva comedia para niños, lo cierto es que tocaba temas un tanto controversiales. Y pues sí, la televisión también nos educó e inesperadamente también predijo nuestro futuro.

 

La serie giraba en entorno a los Sinclair, una familia de clase media, con dos hijos adolescentes y un bebe (el famoso Nene consentido).
Se transmitía en Canal 5 en horario para niños y muchas veces hacía hincapié en reflexiones y sátiras sociales. Como, por ejemplo, se muestra el racismo, al compararlo con el odio que se tenía hacia los dinosaurios de cuatro patas. En otro capítulo los padres de Robbie, se sorprenden al encontrar vegetales en su mochila, una clara analogía al consumo de drogas, o cuando su padre lo sorprende practicando la danza del apareamiento en la intimidad de su cuarto, haciendo alusión a la masturbación.

Pero quizá la referencia más trascendental es la que se hace al proletariado, las corporaciones, la relación jefe-empleado y con tendencia socialista a su tan marcada distinción de clases en el sentido económico. El padre de la familia, Earl Sinclair era un obrero en la empresa-monopolio “Porque yo lo digo” que se dedicaba a la tala desmedida de árboles, donde el dueño, avaricioso y egoísta, causaba temor a sus dependientes. De hecho, existen varios videos en YouTube, donde se compara los intransigentes y elitistas comentarios de este jefe de ficción con los del multimillonario presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Y para hacer aún más evidente el parecido, el tricerátop también era dueña de casi todo.

En el traumatizante episodio final de la serie “Changing nature” de octubre de 1994, Earl se disculpa con su familia porque junto con la empresa para la que trabaja embelesado por la tecnología destruyó el medio ambiente, provocando la autodestrucción de los dinosaurios. “…Confié ciegamente en el progreso y la tecnología sin sentir respeto por la naturaleza, claro es fácil abusar de la naturaleza, como siempre ha estado ahí, y la tecnología es tan deslumbrante y nueva.”

Bebe consternado pregunta si se mudaran, a lo que Earl le responde que no hay a donde mudarse, solo tienen ese mundo. Al final prometen estar juntos y cuidarse entre ellos mientras esperan la extinción, no sin antes agregar una frase de falsa esperanza “Sí, seguro que al final todo se soluciona, después de todo, los dinosaurios llevamos 150 millones de años sobre la Tierra. No vamos a desaparecer así... sin más".

¿Qué relevancia tiene esto en la actualidad, cuando el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) ya advirtió que la humanidad tiene hasta el 2030 para frenar el calentamiento global o tendremos que atenernos a las catastróficas consecuencias (calor extremo, sequias, migraciones masivas, inundaciones) y el dirigente de uno de los países más poderosos e imperialistas del mundo abandonó el Acuerdo de Paris en 2017 y dice no creer en el calentamiento global, acusando que es un invento de los chinos para dañar la economía de EE UU?

Quizá nos espere también esperar la extinción en la comodidad de nuestras casas.

Resultado de imagen para dinosaurs show and donald trump

adds xpresion