Los mejores tips de maquillaje para principiantes

Si recientemente decidiste comenzar a producirte un poco más, o tienes un evento importante y no tienes idea de cómo hacerlo, no te preocupes.

Nos han vendido la idea durante mucho tiempo de que para lograr la mejor producción a la hora de maquillaje necesitamos los mejores productos, un utensilio para cada parte del rostro, unos ojos llenos de color para vernos impresionantes, entre otras “exigencias” más. Sin embargo, la realidad es que todo esto es únicamente cuestión de gustos, de preferencias personales, y nadie debería sentirse avergonzadx por usar más o menos productos de maquillaje.

Así que, si tú recién vas empezando, y sientes temor al ver que no cuentas con los productos suficientes o que no sabes utilizar lo que ya tienes, tranquilízate y solo sigue estos prácticos consejos para principiantes.

  • No sólo te hidrates

Los beneficios de la hidratación ni siquiera se ponen a discusión, sin embargo, las condiciones climáticas actualmente no nos favorecen mucho, lo que hace que nuestra piel necesite de elementos extras para mantenerla sana. Lo ideal es que además del hidratante, apliques un sérum o aceite que nutra y proteja tu cara, que lejos de dejarla grasosa como algunas pensamos, el resultado es una piel más suave y brillante. Finalmente, no olvides jamás aplicarte protector solar, incluso si está nublado.

  • No temas al iluminador

Si aún no terminas de familiarizarte con los productos en polvo, pero te encanta el iluminador en los pómulos, no temas y arriésgate. Existen ahora un sinfín de modalidades de productos que se adaptan a los gustos y necesidades de todos y todas y este no es la excepción. Puedes conseguir un efecto de piel perfecta con un toque de luz y brillo echando unas gotitas de iluminador líquido y esparciendo hasta que logres el resultado que deseas.

  • Utiliza tus dedos

No hay de qué preocuparse si cada que te preguntan cómo aplicas tu maquillaje no sabes qué responder, la verdad es que cada persona se adecua de diferente forma ya sea por tiempo, recursos, etc. Si en tu rutina sueles aplicar base o corrector para tapar las ojeras o corregir imperfecciones, no tengas miedo de hacerlo con tus dedos. Puedes dar ligeros toquecitos con las yemas de los dedos, o bien, utilizar la palma de tu mano, según tus exigencias. Incluso, puedes mezclarlo con un aceite esencial para conseguir un resultado más manejable.

  • ¿Qué es el contouring?

Si a la hora de afinar, esculpir, acortar y modelar tus rasgos, como bien nos muestran todos los tutoriales, no tienes ni idea de cómo hacerlo, relájate. Si quieres conseguir ese efecto pero no tienes todas las herramientas, puedes aplicar un poco de sombra marrón oscuro en una brocha y esparcirla ligeramente dando golpecitos en la frente y la parte baja de los pómulos hasta que notes la definición esperada.

  • Aprovecha tus insumos

Una de las partes más difíciles del maquillaje, son sin duda los ojos. Y especialmente, además del delineador: las sombras. Pero no desesperes si no tienes ni idea cómo aplicarlas y difuminarlas o utilizarlas para conseguir cierto efecto en específico. Si ni siquiera has planteado comprar algunas, no pasa nada, pues el rubor también puede utilizarse como sombra. Es la manera más fácil y además súper natural de darle algo de pigmentación a tus párpados sin necesidad de dominar el tema. Ya que si nunca has pensado tampoco en esta herramienta, pues no hay problema, uno de los mejores e infalibles trucos es utilizar un lápiz o bálsamo labial para agregar color a las mejillas. Aplica un poco de éste en la zona pellizcándolas ligeramente y verás como enseguida consigues un rostro lleno de vitalidad.

  • Los labios también son importantes

Una manera fácil de darle un toque extra de cremosidad y suavidad a tus labios cuando les aplicas color es agregarle un bálsamo antes de aplicarlo. Algunos labiales requieren técnicas profesionales para adherirse correctamente,por lo tanto, es todo un arte que queden perfectos, sobre todo cuando hablamos de los tonos mate. Si quieres conseguir otro efecto, puedes primero aplicar tu labial y posteriormente el bálsamo, así evitarás arrugas y hasta es posible añadir un poco de brillo.

  • Peina tus cejas

Aunque no te las hayas depilado jamás en la vida ni les hayas prestado nunca demasiada atención, nunca es tarde para hacerlo. La mayoría de rutinas de maquillaje de cejas incluyen pasar por lápices y polvos para rellenar, espesar y sombrear, muchos de ellos muy prácticos. Pero si no quieres complicarte, lo más recomendable es empezar a usar algún tipo de gel de fácil aplicación para peinarlas y fijarlas dándoles algo de forma, consiguiendo así un resultado muy natural.

  

adds xpresion