IKEA lanza una colección hecha con residuos PET recolectados de los océanos

Los indicios del daño que le estamos haciendo al planeta son cada vez más evidentes.

Y eso no es todo, las consecuencias poco a poco se acercan más hasta el punto de que se ha vuelto urgente comenzar a tomar medidas para salvar el entorno en el que vivimos.

Si bien es cierto que casi hemos llegado a un punto de no retorno, y que probablemente sea un poco tarde para las medidas que sean tomadas, algunas organizaciones han estado modificando sus sistemas de producción para reducir en la medida de lo posible el impacto negativo que pudieran causar al medio ambiente, y aunque hasta ahora no ha sido suficiente, pues se necesitan medidas mucho más extremas que estén en su mayoría respaldadas por los gobiernos de los países, se agradece de cualquier manera la aportación a la causa, pues de esta manera se envían también mensajes a los consumidores sobre las acciones de cada individuo.

Tal es el caso de IKEA, esta marca de decoración que no deja de sorprender, ahora ha decidido unirse a los esfuerzos urgentes para salvar el planeta, y en su caso específico salvar los océanos, anunciando el lanzamiento de una nueva colección de piezas de decoración elaboradas con residuos de plástico recogidos de las costas españolas cercanas al Mar Mediterráneo.

La marca sueca decidió lanzar este proyecto en colaboración con Seaqual, una compañía que colabora con pescadores, ONG’s, comunidades y autoridades locales, para limpiar los océanos de los residuos marinos. Diariamente son más de 1,500 pescadores los que dedican su tiempo y esfuerzo recogiendo plásticos del mar, que finalmente se convierten en la materia prima con la que IKEA diseñó la colección llamada Musselblomma.

Resultado de imagen para ikea coleccion plastico

Para la colección, fue utilizado un tejido de poliéster que proviene del plástico reciclado, incluidos los residuos PET atrapados en las redes de los marineros españoles. Una vez que está en el puerto, se introduce en contenedores para, más tarde, ser limpiado, clasificado y reciclado de forma mecánica. Finalmente, se transforma en hilos y tejidos que han servido a IKEA para crear esta nueva gama de productos.

El objetivo del lanzamiento, según Inma Bermúdez creadora de la colección, es contribuir a que las personas sean más conscientes sobre el tema de los residuos plásticos en los océanos. Con diseños sencillos, combinan elementos como círculos, rectángulos y triángulos, de tal manera que se consigue la forma de un pez.

Entre los objetos que componen la colección se encuentran manteles, fundas de cojines y una tote bag, que se podrán adquirir (lamentablemente) hasta 2020 en Italia y España y, si todo sale bien, en el resto de países donde IKEA tiene presencia; recordemos que la marca recientemente anunció que para el otoño de 2020 se tiene planeada su llegada a México, por lo que es probable que la colección se pueda adquirir en el país.

Además de esta iniciativa, como parte de su firme compromiso para evitar la contaminación de plástico, la marca anunció su contribución para que en 2020 puedan ser retirados los productos de plástico de un solo uso, un paso previo a su transformación en un negocio circular en 2030.

adds xpresion