Martín Reyes: El historiador que encontró túneles en Aguascalientes

Martín Reyes es ya todo un personaje en el estado, y específicamente del Barrio de la Salud, pues su padre y abuelo vivieron ahí también, aunque él ha dedicado toda su vida a explorar los misteriosos túneles y la historia de Aguascalientes de manera independiente.

 

Su pasión y entrega por la cultura e historia, lo llevaron a crear un pequeño museo también en el Barrio de la Salud, donde tiene desde caracoles fosilizados hasta objeto prehispánicos de dos a cuatro mil años de antigüedad. Todo esto, para como el mismo afirma: “Dejar un presente de su pasado”

Nos cuenta que su pasión por explorar viene de su padre que se dedicaba a buscar tesoros, ósea monedas y él siempre lo acompañaba. Conforme fue creciendo se dio cuenta “que un tesoro no es una moneda, es todo lo que encierra la cultura y la historia.” Aunque Martín no estudió más allá de la primaria, no tiene mucho que envidiarles a los académicos, pues ha descubierto cuevas con pinturas y objetos rupestres en el Ocote, fue también en la época en la que laboraba en el Parque Ecológico el Cedazo, cuando descubrió y se lograron recuperar más de 800 metros de túneles, aunque el proyecto se interrumpió por un cambio de administración.

Estos famosos túneles del Cedazo, nos cuenta Martín, son en realidad acueductos que se construyeron en el primer tercio del siglo XVlll, a cargo del entonces alcalde Mateo de la Mota Padilla, se planearon como el primer sistema hidráulico de la ciudad y se contrataron presos para su construcción.

Martín nos cuenta que, entre los acueductos, que antiguamente llevaban agua a las huertas del centro de la ciudad y algunos túneles de escape, que normalmente conectaban templos a casas, o de casas a casas en caso de algún ataque durante la guerra cristera, suman aproximadamente 80 en la ciudad, volviendo a Aguascalientes una ciudad hueca. El centro de la red supone esta debajo de Catedral, aunque también ha encontrado varios más, por ejemplo dice haber uno que conecta la Ex escuela de Cristo con el Templo de San José, otro del templo de la Merced a San Marcos y otros acueductos en la Glorieta de La Puri y el que descubrió en 2008 mientras se realizaban labores de rehabilitación a la calle Zaragoza, que no presenta ramificaciones y conduce desde un costado de San Antonio hasta López Mateos.

Incluso Don Martín nos cuenta que estos túneles ya estaban construidos cuando Juan Chávez los descubrió el solo los utilizó para delinquir, y realizar su famoso Quemadero de las tiendas del Parían.

adds xpresion