Consejos para manejar mejor el estrés

Últimamente, pareciera que todas las personas hemos adoptado un nuevo estilo de vida basado en la preocupación 24/7.

Difícilmente logramos darle a nuestra rutina un respiro para observar cómo va todo a nuestro alrededor, esto gracias a todo el estrés al que nos sometemos día con día, muchas veces de manera innecesaria.

El estrés es una respuesta normal del cuerpo ante algún obstáculo que se presenta en el camino, ante situaciones que a primera instancia no sabemos cómo resolver. Por tanto, en niveles moderados, nos ayuda a mantenernos alertas y es una señal de que nos estamos adaptando física, mental y emocionalmente a algún cambio que no necesariamente es adverso. Sin embargo, cuando la intensidad o frecuencia de estos cambios aumenta, mantener un balance saludable entre estar alertas y mantener un sentido de bienestar se puede perder, afectándonos física y psicológicamente hasta llegar al punto de no soportarnos ni nosotros mismos. Aquí van algunos tips para manejar nuestro estrés y sobrellevarlo de una mejor manera.

No ignores a tu cuerpo
Si identificas a tiempo señales como el cansancio, la falta de concentración o la irritabilidad, puedes atenderlas antes de que la situación empeore, el punto está en prestar atención a lo que nos pasa y no minimizar ningún malestar.

Identifica lo que te hace bien
Aunque hay un sinnúmero de alternativas que aumentan la sensación de bienestar en muchas personas (pasatiempos, meditación, socializar…), no necesariamente a ti te van a funcionar. Tantea hasta que identifiques lo que sirve para que te rodees de paz, puede ser salir a caminar o trotar, escuchar música cierto tiempo en el día, etc.

Renuncia al control
Tener el control total de tu vida es simplemente fantasía. Tanto así que, al no lograrlo, puede aumentar los niveles de estrés en tu vida. Solo tenemos control de cómo manejamos el descontrol. Adaptarnos a los cambio que enfrentamos en la vida con un alto sentido de bienestar es una meta a la que sí podemos aspirar.

Identifica la raíz de tu estrés
Una vez que sepas lo que te llena de negatividad, no dejes para después trabajar en ello y atiéndelo de manera asertiva. Organízate, revisa tu manejo del tiempo, aprende a decir qué no funciona y comunícate efectivamente

Haz un zoom out
Enfocarte en los problemas te aturde y aumenta el pesimismo, pero ignorarlos por mucho tiempo puede resultar en que empeoren y afecten otros aspectos de tu vida. Mira el problema, obtén perspectiva de una manera ajena y estarás en tu punto óptimo para atenderlo.

Activa el modo avión
Desconectarte de todo te ayuda a mantener un buen balance entre tener perspectiva y no perder el enfoque. Monitorea las veces que miras el celular y las redes sociales. Exponer al cuerpo y a la mente a información continua te mantiene en estado de alerta innecesariamente.

Dale amor a tu cuerpo
Ejercítate, duerme y aliméntate bien. Tu cuerpo se adapta mejor si está saludable y descansado. Dedícate tiempo, así estarás mejor preparad@ para adaptarte a lo que venga.

No te quedes en la tuya, pide ayuda
Si entiendes que te beneficiarías de ayuda profesional o si te interesa aprender otras maneras de manejar el estrés en tu vida, no dudes en hacerlo.

 

adds xpresion