El primer paso para salirte de tu casa

Porque siempre llega el momento en que comienzas a querer ser dueño de tu tiempo y espacio, marcar distancia con tus padres o aprender a valerte por ti mismo para crear tu propio de estilo de vida.

 Imaginas entonces, lo que sería vivir fuera de la casa de tus padres, e intuyes también, que podría ser más difícil de lo que parece. 

La verdad es que independizarte lleva años de práctica y es importante ser conscientes de que llegar a realizarlo requiere de mucha responsabilidad, un valor del que no precisamente carecemos, pero que en algunos casos dejamos de lado. 

Para dar un primer paso a la independencia, hay que aprender a actuar ante algunas responsabilidades que tendremos que cumplir una vez que dejemos el nido, una idea que por lo general empieza a rondar en nuestra cabeza de los 18 a los 24 años. 

Por esa razón, aquí intentaremos prepararte de la mejor manera posible si aún no te animas al 100% a hacerlo, dándote algunos consejos que te van a servir desde ahora para cuando por fin extiendas tus alas y encuentres un lugar en el que puedas ser tú mismo. 

·APOYAR CON EL GASTO EN CASA·

Puedes, para empezar, adoptar el hábito de hacerte cargo de algunos de los gastos de la casa en la que vives con tu familia. Esto te ayudará a tener seguridad en ti mismo y tendrás una noción anticipada de lo que es pagar cuentas cada mes.  

·ESTABLECER UNA FECHA DE SALIDA·

Es importante que tengas definida una fecha para tu mudanza, lo cual servirá como una meta para conseguir la mayor cantidad de recursos, y tener tiempo necesario de buscar un lugar que se adapte a ellos. 

·BUSCA LA “ZONA IDEAL”·

Piensa que la comodidad es una de las razones principales por las que has querido mudarte, así que lo recomendable es conseguir un lugar cerca de tu trabajo o de tu escuela y preguntar los costos de renta en tu zona ideal.  

·CREAR UN PRESUPUESTO MENSUAL DE GASTOS·

Debes hacer un presupuesto contemplando lo básico: renta, agua, luz, gas, comida e internet. Esto te ayudará a tener la noción de cuánto gastarás mensualmente y prepararte para ello. 

·¿ES BUENA IDEA COMPARTIR EL ESPACIO?·

Si de plano no la harás con los gastos, puedes considerar si estarías dispuest@ a compartir el espacio con algún roomie. Un amigo o familiar es buena opción, pero debes conocer las ventajas y desventajas de vivir con otras personas. 

Recuerda que al final, es una decisión importante en tu vida, así que no lo tomes tan a la ligera.

adds xpresion