Cómo ser freelance y no morir en el intento

Y además, triunfar.

La modalidad de autoemplearse es cada vez más frecuente en la vida de los nuevos adultos, y esto se debe a una infinidad de razones, puede ser por convicción propia, porque simplemente no nos sentimos agusto trabajando para alguien más o porque las oficinas no son lo nuestro, con todo y su ambiente laboral, que en ocasiones suele ser bastante pesado; llegamos a aguantar jefes prepotentes, compañeros pedantes por el riesgo a perder una estabilidad económica. Pero llega un punto en el que decimos “ya no más”, y es completamente válido. Sin embargo, hay algunas cosas que se deben tomar en cuenta previamente si queremos triunfar trabajando por nuestra cuenta, en el misterioso y oscuro mundo del freelanceo, que viéndolo desde otro punto, tiene ventajas inigualables, el chiste es tomar en cuenta sus desventajas y afrontarlas.

Aquí ofrecemos una guía rapidísima con algunos puntos básicos que hay que tomar en cuenta para alcanzar el éxito siendo freelance, y descubrir que en realidad no es tan malo como pensamos.

1.- Haz un plan

Está muy bien comenzar a adecuar un espacio de nuestra casa para realizar nuestro trabajo de manera más óptima, pero también hay que organizarnos financieramente para estar preparardo ante cualquier situación. Hay que hacernos estas preguntas: ¿Cuáles son los gastos fijos cada mes? ¿Cuánto tiempo podré sobrevivir sin un sueldo? ¿Hay deudas o gastos importantes que tienen que ser cubiertos? Una vez contestadas estas preguntas, resuelve lo que tengas que resolver y entonces sí, presenta tu renuncia o en caso de no trabajar para nadie, comienza a dar el siguiente paso.

2.- Al momento de presentar la renuncia

Lo mejor es hacer todo de forma civilizada, por más que queramos aventar todas las hojas que se nos crucen en el camino, lo mejor es avisar a nuestro jefe con anticipación, para que la compañía tenga tiempo de conseguir un suplente, además de dejar todos los pendientes en orden para que la persona que llegue a ocupar tu puesto se adapte rápidamente y todo sea un ganar-ganar.

Freelance Achievement Stickers | The New Yorker

3.- Realiza copias de seguridad

Nunca sabemos qué mala jugada nos puede hacer el mundo virtual, y sería muy lamentable que en una de esas perdamos todo nuestro trabajo, solo por el descuido o la tardanza de no realizar copias de seguridad de todos nuestros datos para trabajar. Plataformas como Dropbox o Google Drive nos permiten mantener en orden todos nuestros archivos, y la ventaja por ejemplo, de Google Drive es que además de poder resguardarlo todo, también podemos usarla como plataforma de trabajo. Encuentra la forma que más se adecue a tu trabajo y aplícala como disciplina.

4.- Ponte en orden legalmente

Mantener en orden todas nuestras finanzas nos abrirá muchas más puertas; el poder realizar facturas facilita más las cosas tanto para ti como para la persona a la que ofreces tus servicios. Al principio todo podrá parecer de miedo, pero te irás acostumbrando y te ayudará a consolidarte como trabajador independiente, pues todos tus trabajos serán comprobables.

5.- Crea una rutina

Detalles simples como tener una hora fija para despertarnos pueden hacer la diferencia en la productividad que tenemos, incluso si tu espacio de trabajo es tu sala, el darse un baño antes y cambiarse de ropa ayuda a trabajar de manera más eficiente. Salir a caminar por un café o ejercitarte en algún momento del día mejorará tus métodos. No todo se trata de estar encerrado, si ahora tienes la posibilidad de ser dueño de tu tiempo.

Freelance Badges, The New Yorker

6.- Sé tu propio representante

Y no es una sugerencia, es lo que se tiene que hacer. Pon en orden tu portafolio, actualiza tu perfil de LinkedIn, envía mails de presentación a tus contactos ofreciendo tus servicios. Una de las partes difíciles de ser freelance es conseguir clientes, por esa razón debes buscarlos y no esperar a que lleguen. Construye una identidad profesional y transmitela a quién puedas, pero lo importante, manténla, pues una vez perdida es imposible recuperarla. Sé un profesional.

Ilustraciones: Jeremy Nguyen

adds xpresion