La ciencia lo confirma: tú y tu mascota están realmente enamorados

La ciencia ha comprobado que tú y tu perro se enamoran al mirarse a los ojos.

Un estudio guiado por investigadores de diferentes universidades en Japón y publicado en el diario “Science” consistía en dos partes:

En la primera, los investigadores observaron a 30 dueños interactuar con sus perros por media hora, enseguida median sus niveles de oxitocina (comúnmente conocida como la hormona del amor, es fundamental para la intimidad humana, el sexo, y crea un vínculo entre las parejas y madre-hijo)
La investigación concluyo en que lo dueños que sus perros miraban durante más tiempo tenían los niveles de oxitocina más altos.

Como un grupo de control, los investigadores repitieron el mismo proceso con lobos que fueron criados por humanos, en este caso no hubo ninguna evidencia de niveles de oxitocina.

En la segunda parte del estudio, los investigadores administraron oxitocina en un nuevo grupo de perros, para después observarlos interactuar con sus dueños. Extrañamente, la oxitocina administrada a las perritas, subió a niveles más altos en ellas y sus dueños, aunque este efecto no se presentó en los perros (machos), los científicos no están seguros del porqué.

Lo que sí pudieron concluir es que una vez que los perros se domesticaron, desarrollaron una habilidad que era benéfica también para los humanos, en la que lograron crear un vínculo al igual que lo hacen los humanos con otros humanos. Los científicos cognitivos Evan MacLean y Brian Hare, lo explican de la siguiente manera: “Usando comportamientos como mirarnos a los ojos para generar sentimientos, los perros han aprendido a evocarnos el mismo amor que los padres sienten con sus hijos”

 

Este artículo fue originalmente publicado en Quartz

adds xpresion