¿Cómo nacieron las sonrisas en las fotografías?

 Cuando sonreímos, utilizamos 17 músculos faciales, mientras que al fruncir el ceño son empleados 43.

Probablemente sea por esta razón que la sonrisa nos parece más agradable a la vista y la hemos adoptado como un elemento clave en las interacciones sociales y la forma en que compartimos los espacios con quienes nos rodean. Y lo más importante, se ha convertido en un elemento infalible en las fotografías, pero, ¿de dónde surgió esta “costumbre”?

Gracias a estudios que se realizaron con las fotografías de los anuarios de las escuelas en Estados Unidos, se descubrió que conforme pasaban las décadas, los estudiantes sonreían más.

Fueron encontrados 949 anuarios escaneados por escuelas secundarias estadounidenses que abarcaban los años desde 1905 hasta 2013 y mediante un software se pudo concebir un rostro promedio que recogía la media en la configuración facial de la nariz,los ojos,los labios y el cabello de cada 10 años. El rasgo que más cambió a diferencia de todos los demás fue la boca: el primer rostro promedio contenía una boca seria, con los labios cerrados que exhibían únicamente una línea recta; con el paso del tiempo, la misma boca se comienza a curvear de manera progresiva y, al llegar a la década de 1970 pero especialmente en 1980, la sonrisa comienza a mostrar los dientes.

Cuando aún la fotografía no llegaba, la gente al posar para un cuadro de pintura adoptaba expresiones serias, pues el proceso de pintar un cuadro era largo y mantener una sonrisa durante todo ese tiempo suponía un gran esfuerzo. Si bien con el paso del tiempo los retratos fueron perdiendo popularidad y los pintores ahora tenían otros intereses que plasmar, en el momento en el que la fotografía fue una realidad, la gente seguía manteniendo la costumbre de no sonreír, pues la idea de que resultaba cansado se perpetúo hasta esos años. Sin embargo, a mediados de los XX la primera marca de cámaras, como parte de una estrategia para que la gente tomara más fotografías y, por ende consumieran la marca, comenzaron a asociar las fotos con la idea de la felicidad. Es decir, el objetivo era que la gente comenzara a hacer fotos para compartir con los demás el momento en que la estaba pasando de lo mejor.

Bajo el slogan “Usted apriete el botón, nosotros hacemos el resto”, las campañas de Kodak cumplieron su objetivo y volvieron a la fotografía algo accesible para todas las personas y así, se apoderó casi del 90% del mercado internacional en la década de los 90’s. Aunque con el tiempo Kodak se vería reemplazada gracias a las nuevas tecnologías a las cuales no supo cómo adaptarse, lograron mantener la tendencia que ponía como protagonista a la felicidad en los momentos que deseabas compartir.

adds xpresion