Conoce a los dos hidrocálidos ganadores del 39 Encuentro Nacional de Arte Joven

Como todos los años, con la finalidad de fomentar la producción artística en las artes plásticas y visuales de los jóvenes de todo el país, la Secretaría de Cultura, en colaboración con el Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA), y con el apoyo del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, llevaron a cabo el 39 Encuentro Nacional de Arte Joven, en donde se convoca a todos los menores de 30 años, que se desempeñen en las disciplinas de pintura, escultura, gráfica, fotografía, videoarte e instalación.

En esta edición, los ganadores fueron: Óscar Ortega Pérez, de Jalisco, con obra en pintura; y con obras en video, Andrew Roberts Barrios, de Baja California; y Leonardo Barrera Macías, así como Tania González Reza, ambos de Aguascalientes. Conoce un poco más de las obras ganadoras de estos dos artistas de Aguascalientes:

 

Tania Reza -@taniamariareza

Licenciada en Danza Contemporánea por la Universidad de las Artes de Ags.

Tiene un postgrado en Danza y Mediación Tecnológica por la UNAM.

Es ganadora del FONCA  Jóvenes Creadores 2018 en la categoría de Nuevas Tecnologías.

Su principal interés es resaltar el movimiento de cualquier actividad física no dancística y la relación que tiene nuestra fisicalidad con la tecnología.

¿De qué va la obra?

Personas Haciendo Cosas es una serie de performance, video y obra física que explora el movimiento del hombre actual a través del GIF. Trato de retratar el movimiento físico de cualquier persona no “bailarina” y darle un espacio de apreciación.

La obra lleva a un voluntario a realizar sin parar un movimiento de su rutina cotidiana, principalmente de su oficio , en este caso, la charrería. Con la imagen generada, hago GIFs en tiempo real. Es una observación de cómo ese movimiento se va deformando y va surgiendo un nuevo modo de moverse gracias al cansancio físico.

Los GIFs me parecen una de la expresiones de imagen más relevantes de nuestra era y utilizarlos como medio para comunicar cómo es que se mueve el ser humano hoy en día me parece congruente. La idea es, en palabras más sencillas, que  todos ,si nos movemos, bailamos.

¿De dónde viene el interés por las personas en movimiento?

Soy bailarina de profesión, y realmente nunca entendí cómo hacer de mi cuerpo, un cuerpo dancístico, así que empecé a explorar otras maneras de lenguaje corporal, como resultado decido enfocarme desde los últimos dos años en cualquier movimiento de cualquier persona. El arte visual y la tecnología son los medios que me han dado espacio para expresar el lenguaje corporal y la danza según mi visión.

¿Qué viene para ti?

(No sé qué responder)

Tengo un par de exposiciones de Personas Haciendo Cosas este año en México, sobretodo de la pieza performática, pero mi ideal es hacer la pieza en distintos países, para hacer una investigación mucho más amplia de cómo nos movemos, según nuestra geografía y contexto social. Hacer esta serie mucho más extensa, con más variedad de personas. Además de que crear arte físico es un gran paso para mí.

También he incursionado de manera muy misteriosa en el mundo del videoclip y me ha fascinado, entonces es de mis proyectos a corto plazo, hacer más videoclips.

Me gustaría agregar que esta pieza ha funcionado gracias a la colaboración de Mauro Herrera, músico, artista visual y programador de toda esta serie, desde su inicio.

 

Leonardo Barrera - @leo.barrera

¿De qué va la obra?

Son tres piezas que forman parte del mismo proyecto: dos imágenes en movimiento y una imagen fija. La última tiene que ver con un acontecimiento más o menos claro, que es el hallazgo de varios pájaros muertos. El interés por los pájaros muertos comenzó cuando, en el rancho donde viven mis abuelos, los lugareños mataban aves empleando resorteras. Comencé a tomar fotos de las aves que iban cayendo pero, como ellos, solo para ocupar el tiempo en algo. Ellos disparaban con la resortera y yo con la cámara. Luego, en la ciudad, cuando me trasladaba en bicicleta o a pie de un punto a otro, los pájaros que encontraba en el camino tenían otro significado. Despanzurrados, desmembrados, desplumados y otras veces calientitos, era como se me presentaban en el camino. Pensaba en el tiempo que habían estado expuestos bajo el sol, sobre la superficie asfáltica, y comencé a fotografiarlos con el celular. Al cabo de un tiempo y pensando en lo mismo, comencé a recolectarlos y al recogerlos del piso, siempre (o casi siempre) había sobre la superficie asfáltica el índice del pájaro muerto, en mancha. Pensé entonces en hacer fotogramas, que es una técnica fotográfica que da cuenta justo de lo anterior. Sometía entonces a los pájaros muertos a una doble exposición, ya no se trataba de la superficie asfáltica, sino de la superficie del papel fotográfico; ya no se trataba tampoco de la luz solar, sino de la ampliadora. Así, sobre la superficie del papel, únicamente queda el fantasma de cada uno de los pájaros que encontré en el camino, pues es el objeto el que toca el papel y luego, desaparece.

Decidí que había terminado la recolección de aves cuando me eran ya indiferentes y había sufrido yo una insolación por rodar tantas horas en bicicleta, ya que al principio me sorprendían cuando los encontraba en el camino y después, con la intención de buscarlos, me hartaron. La imagen contiene 48 fotogramas de distintas aves, que fueron digitalizados e impresos en un solo lienzo. Los márgenes blancos entre un fotograma y otro funcionan no únicamente como aire entre los fotogramas que conforman la imagen, sino como un laberinto en el que, conforme se recorre la imagen con la mirada, en cada esquina, se encuentre nuestro destino escrito sobre el suelo: la muerte. La retícula y la forma en que se distribuyeron en un solo lienzo tienen ese sentido. Me gusta pensar que la pieza es el plano de un lugar donde, cualquiera que sea la dirección que se opte tomar, el destino es el mismo. Los otros dos vídeos muestran a una torcacita viva, luego muerta. Traté de mantener a la torcacita viva luego de encontrármela moribunda bajo un árbol, pero solo lo logré durante tres días. Donde la vemos viva está en el hombro de una señora que parece que tiene un nido de pájaro en la cabeza. Ella está de espalda pero alcanzamos a ver que parpadea igual que la torcacita, casi al mismo tiempo, como si los ojos de la torcacita fueran los de la señora, que es mi madre. Cuando se murió y yo ya había terminado la edición de los fotogramas, pensaba en darle movimiento, de modo que fuera lo opuesto a lo fijo de la pieza que expliqué al principio (aunque también tiene su propio movimiento a partir de la edición). Tomé entonces una hoja en blanco (pensando un poco en el papel fotosensible antes de realizar los fotogramas) y puse a la torcacita encima del mismo. Luego realicé una acción: soplar durante tres minutos. La duración del vídeo es el tiempo mismo que resistí soplando. En la Galería Benjamín Manzo el audio es tan bajo que no se logra identificar el sonido como un soplido, pero bueno, es el equipo del ICA y el optimismo no se acaba. En todo caso, aquí pueden ver ambos vídeos, aunque no proyectados sobre la superficie de la galería:

Cabeza con nido from Leo Barrera on Vimeo.

Animar lo inanimado from Leo Barrera on Vimeo.

Una versión en linea de esta pieza, a modo de libro, se encuentra disponible aquí 

¿De donde viene la fascinación por las aves?

Por cómo éstas se presentaban como un recordatorio sobre un destino escrito sobre/bajo el suelo, durante el día, a cualquier hora. Quienes recorren la ciudad a pie o en bicicleta, es fácil encontrarlas, pero de la sorpresa se pasa a la indiferencia.

¿Qué viene para ti?

Varios proyectos a pie o en bicicleta, tratando de mantenerme, simplemente, en el camino. Muchas calles que transitar y explorar mientras la retícula no se nos cierre.

 

Aun puedes ir a ver estas dos obras ganadoras, junto con las otras 64 finalistas, en La Casa de la Cultura. ¿Qué esperas?

 

adds xpresion