Cómo sobrellevar el estrés escolar

Se acerca la época decisiva del fin de ciclo escolar y todos los estudiantes en algún momento son víctimas del estrés académico al afrontar la presión de conseguir altas calificaciones, mantener un buen promedio, etcétera.

Sin embargo, es importante saber que todo el estrés tiene un motivo, y es primordial reconocer cuál es para posteriormente enfrentarlo, además de reconocer que somos nosotros mismos quienes decidimos hasta qué punto nos afecta.

Algunos estudios han sacado a la luz diversas explicaciones para el estrés académico:

 -Falta de planificación y organización.
 -Presiones externas por alcanzar buenos resultados.
 -Competitividad con otros compañeros.
 -Bajos niveles de motivación.

Todo radica en la forma de reaccionar a las distintas situaciones que se presentan en nuestra vida, sea cual sea el ámbito.
Por eso, te presentamos aquí algunos métodos que te pueden servir para apartar sentimientos negativos que te impiden concentrarte o pensar con más claridad en momentos de estrés y desorientación escolar.

Escucha música
Esto siempre genera un entorno de estudio positivo y productivo (siempre y cuando sea música que te gusta) debido a que mejora tu estado de ánimo y te incentiva a estudiar de manera más efectiva. La música clásica es generalmente recomendada como la mejor para estimular tu cerebro, pero la música ambiental u otro tipo de música también pueden tener esta influencia.

Sal a dar la vuelta
Muchos estudiantes pasan los días previos a los exámenes sentados frente a libros y apuntes sin realizar ninguna otra actividad. Sin embargo, investigaciones científicas han demostrado que realizar ejercicio moderado (como por ejemplo, dar un paseo) estimulan la memoria y la energía del cerebro.

Planifica tu rutina de estudio
Es sorprendente la cantidad de estudiantes que ignoran los beneficios de crear un horario de estudio personalizado. Con un poco de esfuerzo inicial, tu estudio puede mejorar notablemente en términos de productividad y tú puedes mejorar también tus niveles de motivación al saber a lo que te enfrentas cada día por anticipado.

Duerme lo suficiente
Para algunas personas, las horas de sueño son las primeras perjudicadas cuando llegan épocas atareadas en las que falta tiempo para todo. Sin embargo, los beneficios de una buena noche de sueño no deben de ser subestimados. Desde el punto de vista académico, el sueño ayuda a que tu cerebro asimile la información y la introduzca en tu memoria a largo plazo para que así la puedas recordar cuando llegue el día del examen.

Dedícale tiempo a tu mente
La meditación es uno de los medios más efectivos para tomarnos un descanso y mirar al estrés desde una perspectiva diferente. Por esta razón, practicar algún tipo de meditación nos ayudará a concentrarnos mejor al mismo tiempo que mejora nuestra salud de cara al estrés pre-exámenes.

Come chocolate negro
Lo creas o no, esto es 100% verdad. El chocolate negro con más de 70% de cacao lucha contra el cortisol, la hormona asociada con el estrés, y tiene un efecto relajante en el cuerpo. Además, el chocolate libera endorfinas que actúan como un reductor natural del estrés y es increíblemente bueno para estimular el cerebro y mejorar la concentración.

Libérate de todo
Algunas veces, lo único que necesitas es hablar con alguien o gritar y liberarte de toda la presión que llevas dentro. Hablar con un amigo o familiar puede ayudarte a ver las cosas de otra manera y a obtener el extra de energía que necesitas para superar el estrés.

Recuerda que antes de cualquier cosa está siempre tu salud, no te pongas en riesgo, relájate y resuelve solo los problemas que eres capaz, no te exijas más de lo que puedes dar.

adds xpresion